fbpx

SMI – IMPACTO EN EL SECTOR DEL EMPLEO DOMÉSTICO

¿Qué es el salario mínimo interprofesional?

La Organización Internacional del Trabajo define el salario mínimo como “la cuantía mínima de remuneración que un empleador está obligado a pagar a sus asalariados por el trabajo que estos hayan efectuado durante un periodo determinado”. En España ese periodo es la jornada legal máxima, establecida en el artículo 34.1 del Estatuto de los Trabajadores, cuya duración no podrá ser superior a las 40 horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual.

El Gobierno fija anualmente, previa consulta con las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales más representativas, el «Salario Mínimo Interprofesional», tanto para los trabajadores fijos como para los eventuales o temporeros, así como para los empleados de hogar, teniendo en cuenta el Índice de Precios de Consumo, la productividad media nacional alcanzada, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional y la coyuntura económica general.

Evolución del smi. de dónde venimos… y a dónde vamos

La evolución del SMI en los últimos años puede apreciarse en la gráfica que se muestra a continuación.

¿Qué es el salario mínimo interprofesional?

La Organización Internacional del Trabajo define el salario mínimo como “la cuantía mínima de remuneración que un empleador está obligado a pagar a sus asalariados por el trabajo que estos hayan efectuado durante un periodo determinado”. En España ese periodo es la jornada legal máxima, establecida en el artículo 34.1 del Estatuto de los Trabajadores, cuya duración no podrá ser superior a las 40 horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual.

El Gobierno fija anualmente, previa consulta con las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales más representativas, el «Salario Mínimo Interprofesional», tanto para los trabajadores fijos como para los eventuales o temporeros, así como para los empleados de hogar, teniendo en cuenta el Índice de Precios de Consumo, la productividad media nacional alcanzada, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional y la coyuntura económica general.

Evolución del smi. de dónde venimos… y a dónde vamos

La evolución del SMI en los últimos años puede apreciarse en la gráfica que se muestra a continuación.

Como puede observarse. En el periodo 2009 – 2016 se mantuvo prácticamente constante el SMI para comenzar una escalada vertiginosa en los últimos 3 ó 4 años, que no tiene visos de detenerse según los anuncios realizados en los últimos meses

mientras se negociaban los puntos acordados para la formación del nuevo Gobierno.

Tras las especulaciones que ponían el objetivo para 2020 de un salario mínimo en 1.000 euros, finalmente el SMI subirá a 950 euros tras el acuerdo entre el Gobierno y los agentes sociales. Este incremento supone un alza del 5,5%, la mitad de lo que se esperaba, a pesar de que algunos rumores ya vaticinaban la moderación de dicha cifra. De esta manera continúa la mejora de este índice por segundo año consecutivo de forma importante. Hay que recordar que 2019 tuvo el mayor incremento de la historia con un 22,3% de subida, por lo que el total acumulado en estos dos años es más del 27,8%.

Conviene recordar que el Gobierno no abandona su intención de que al final de la legislatura el SMI se sitúe en el 60% del salario medio, lo que le llevaría a unos 1.200 euros. Esto supone que en los próximos años seguiremos viendo incrementos importantes en el SMI, aunque todo dependerá del crecimiento de la economía.

¿cuánto ascenderá el sMI este año?

A fecha de hoy el SMI para un trabajo a jornada completa está fijado en 900€ mensuales en 14 pagas (12.600 euros anuales) o 30 euros al día.

El pasado miércoles 22 de enero de 2020 el Gobierno, las organizaciones empresariales y las patronales alcanzaron un pacto en el que acordaron que, para el 2020, el SMI ascienda a 950€ mensuales en 14 pagas (13.300€ al año). Esta subida será oficial cuando, pasado el próximo Consejo de Ministros, se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Esta subida supone un incremento del 5,5% respecto a 2019.

Así mismo, el Gobierno propone en su proyecto de Real Decreto que regulará el SMI que el nuevo salario mínimo de los empleados de hogar familiar que trabajen por horas, en régimen externo, sea de 7,43 euros por hora efectivamente trabajada.

¿desde cuándo se aplica la subida?

Lo pactado por el Gobierno es que la subida se aplique con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2020.

La aprobación del Real Decreto está pendiente de ciertos trámites y es posible que no vea la luz antes de final de mes. Si es así el empleador podría mantener en el mes de enero las condiciones salariales vigentes durante el 2019 pero deberá compensar y regularizar posteriormente la diferencia respecto al nuevo salario a modo de atrasos.   

 

 

Desde COLABORAL HOGAR recomendamos aplicar la subida en el mes de enero independientemente de que no se haya aprobado el Real Decreto, ya que con total seguridad será aprobado en los próximos días y no sufrirá variaciones respecto a lo previsto.

¿Qué ocurre si mi jornada laboral es inferior a las 40h semanales?

En este caso, el SMI se calculará de forma proporcional a las horas trabajadas.

Si el contrato es por horas, como ya se comentó en un punto anterior, el salario acordado por hora no puede ser inferior a 7,43 €/h

¿Se puede no aplicar la subida del smi? ¿o pactar un salario inferior con la empleada de hogar?

No. En ningún caso puede remunerarse con una cantidad inferior al SMI.

¿Afecta la subida a los costes de cotización a la seguridad social?

Una de las repercusiones directas del aumento del SMI se produce sobre el coste asociado que conlleva sobre la cotización a la seguridad social. El Ministerio de Trabajo, que anunció el acuerdo de la subida del SMI, no se pronunció sobre cómo quedarán finalmente las bases de cotización para el año 2020 ya que, en puridad, ese tema es competencia del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social.

Históricamente, la base mínima de cotización del Régimen General de los asalariados se ha igualado a la cuantía del salario mínimo interprofesional que fija la ley. Por ello, a la espera de confirmación definitiva de la tabla de cotizaciones para el 2020, podemos aventurarnos a afirmar que, al menos, se incrementará en la misma proporción que el SMI. Si se cumple nuestro pronóstico, supondrá un incremento de la base de cotización de 58€, a los que hay que aplicarles los distintos porcentajes (contingencias comunes, contingencias profesionales y la cotización por cuenta del trabajador).

Veamos este punto con más detalle:

  • Para el cálculo de la base de cotización debemos prorratear las pagas extras y calcular el salario equivalente en 12 pagas.
    • Hasta ahora, con un salario de 900€ en 14 pagas teníamos una base de cotización equivalente de 1050€ (que es el salario prorrateado en 12 pagas)
    • A partir de ahora, contando que mantengan el importe del SMI como base mínima de cotización, tendríamos una base de 1.108€, que resulta de convertir los 950€ de salario en 14 pagas a 12 pagas, prorrateando las extras.
  • Para calcular el coste de la seguridad social que el empleador asume por tener contratado un empleado de hogar debemos tener en cuenta los siguientes conceptos:
    • Contingencias comunes. Supone un 23,6% para el empleador y un 4,7% para el trabajador
    • Contingencias profesionales. Supone 1,5%.
    • Durante el ejercicio de 2019 fue aplicable una reducción del 20 por 100 en la aportación empresarial a la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes en este sistema especial.
    • Esta reducción de cuotas se ampliará con una bonificación hasta llegar al 45 por 100 para familias numerosas, en los términos previstos en el artículo 9 de la Ley 40/2003, de 18 de noviembre, de protección a las familias numerosas.

Contando que se mantengan estas bonificaciones y que el Ministerio de Seguridad Social fije la base mínima de cotización en 1.108€, como prevemos, el coste de la seguridad social se verá incrementado en 13,68€ al mes, de los cuales 2,73€ afectan a la parte aportada por la trabajadora y 10,95€ a la parte aportada por el empleador[1].

En resumen… ¿Cómo me afectará? ¿cuánto voy a pagar de más?

Llegados a este punto, entendemos que a la mayoría de los empleadores lo que más les importa es la respuesta a la siguiente pregunta… al final, después de todo, ¿cuánto más voy a pagar por lo mismo que tenía?

Debemos tener en cuenta que hay varios supuestos en toda nuestra argumentación anterior, pero, a falta de confirmar que se cumplen nuestras previsiones, la cantidad que buscamos ronda los 830€ al año, o lo que es lo mismo, 69,30€ al mes (en 12 pagas) aproximadamente.

[1] Se ha supuesto para el cálculo que se mantiene la bonificación del 20% en la parte de contingencias comunes. Nótese que estos números no son válidos en caso de familias numerosas que tengan derecho a la reducción del 45%.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog