fbpx

¿Qué ha fallado en el cuidado de las personas mayores durante la actual crisis sanitaria?

Los datos oficiales

Dada la falta de test diagnóstico destinados a las personas mayores, ha sido imposible hasta ahora saber el número de víctimas mortales que el coronavirus ha dejado en las cerca de 5.500 residencias de ancianos españolas. Aunque las comunidades autónomas han ido facilitando estos números al Gobierno, aún no se han dado a conocer de forma oficial, pero las fuentes autonómicas aseguran que los usuarios de este tipo de centros que han fallecido con COVID-19 o síntomas similares se sitúan en más de 18.000. Este impresionante número de fallecidos supone, nada más y nada menos, que el 66% del total de fallecidos notificado oficialmente por el Ministerio de Sanidad.

¿Qué ha fallado en el cuidado de nuestros mayores?

Los datos y los estudios realizados hasta la fecha muestran que el COVID-19 afecta de forma más grave a los mayores de 65 años, con patología cardiovascular previa (sobre todo hipertensión e insuficiencia cardíaca) y, en menor medida, a aquellos con patología respiratoria crónica y diabetes. Estos estudios afirman que la mortalidad aumenta con la edad a partir de los 60 -70 años, y drásticamente a partir de los 80.

El mecanismo principal de transmisión de este virus, según la información disponible, es por contacto directo con gotas respiratorias mayores de 5 micras que no permanecen suspendidas en el aire y se depositan superficies y objetos. Al entrar en contacto nuestras manos con estas superficies contaminadas y tocarnos la cara (accediendo el virus por la mucosa de la boca, nariz u ojos) se produce el contagio.

Es por lo anterior por lo que parece injusto cargar todas las tintas sobre las residencias de ancianos y sus gestores. El virus nos cogió a todos sin previo aviso. En los centros socio sanitarios y residencias, además de vivir la población de más riesgo, se produce un contacto muy estrecho entre cuidadores y personas mayores, así como una convivencia con otros residentes, compartiendo zonas comunes, como ascensores, barandillas, comedores o salas de estar.

El cuidado de nuestros mayores en el hogar es la mejor opción

En Colaboral Hogar apostamos por el cuidado de nuestros mayores en sus propias casas. El hogar es un entorno habitual, conocido, que aporta seguridad y confianza a la persona necesitada de cuidados. Hoy, más que nunca, hemos comprobado que el cuidado de las personas mayores en su domicilio es la mejor opción. Nos ofrece un espacio conocido, seguro y estable donde vivir. En ese entorno inexpugnable, profesionales de confianza cuidan de nuestros padres y familiares de avanzada edad. Siempre cumpliendo a rajatabla con las medidas de seguridad recomendadas, con cariño y profesionalidad, y haciendo posible que su día a día sea, no sólo digno, sino también estable y feliz.

Puedes conocer con más detalle cómo podemos ayudarte con el cuidado de tus mayores aquíaquí.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog

Abrir chat