fbpx

¡Muévete!

La esperanza de vida en los países desarrollados se encuentra alrededor de los 80 años pero cada vez es más habitual conocer a personas mayores de nuestro entorno que ha vivido más de 100 años. Como es evidente, no podemos saber ni controlar el tiempo que vamos a vivir pero, siguiendo un consejo muy básico, sí que podemos favorecer que éste se alargue y que sea en las mejores condiciones posibles. ¡Come sano y MUÉVETE! Tan sencillo como eso.

Como dice mi madre, asturiana de pro, “al arbolín desde piquiñín”. Para que un árbol crezca derecho, hay que estar enderezándolo desde que brota. Esto es, que si desde pequeños adquirimos buenas rutinas las conservaremos para toda la vida. Así que, si tenemos niños pequeños no dejemos escapar la oportunidad de enseñarles buenos hábitos alimenticios y la afición por el ejercicio y la actividad.

Está más que demostrado que las personas que hacen ejercicio físico muestran una disminución de la discapacidad y la dependencia y retrasan la aparición de los temidos “achaques” mucho más que los que no lo practican. Como “nunca es tarde si la dicha es buena” vamos a ponernos en marcha sea cual sea nuestra edad. Siempre empezando poco a poco si no tenemos costumbre y siguiendo las pautas que nos indique un especialista.

La movilidad y las personas mayores

Desde Colaboral Hogar queremos animar especialmente a las personas mayores a subirse al carro saludable y a “MOVERSE”.  Cada uno en función de sus posibilidades, así si calificamos  las personas mayores en dos grupos:

  • Personas mayores activas o muy activas. Este colectivo lo integran todas aquellas personas de cierta edad que siguen un proceso de envejecimiento satisfactorio y que han estado en contacto a lo largo de su vida con el deporte o la actividad física, o aquellos que, teniendo algún tipo de dificultad en la salud o enfermedad crónica, llevan un ritmo de vida normal, realizando tareas del hogar con soltura, saliendo a comprar o caminar. Para este grupo tenemos pocas recomendaciones más que el “Poca cama, poco plato y mucha suela de zapato” del que hablamos en un post anterior.
  • Personas mayores frágiles o con limitaciones. Este colectivo engloba las personas que viviendo en sus casas, de forma autónoma o con personas que le ayuden o cuiden, tienen cierta dificultad para desplazarse y han perdido cierto nivel de autonomía. Para ellos, y para las personas que les cuidan, va especialmente dirigido este post. Desde el optimismo queremos animarles a mantenerse activos y a confiar en los beneficios indudables que conlleva seguir sencillas rutinas que nos mantengan a tope.

Colaboral Hogar siempre ha apostado por la actividad como uno de los pilares del bienestar de las personas mayores. Por ello, todas las cuidadoras que trabajan con Colaboral Hogar conocen la importancia de fomentar la movilidad y la actividad física en las personas que cuidan y acompañan, involucrándose al máximo en promover rutinas divertidas para que el ejercicio se convierta en algo, no solo saludable, sino un reto apetecible.

Aunque lo más recomendable es ponerse en manos de un especialista para que diseñe un plan específico para cada persona, hay infinidad de rutinas que se pueden encontrar en internet y que son estupendas. Ahora bien, es fundamental tener un poco de sentido común a la hora de seguirlas y adaptarlas a nuestra situación particular.

Para esas personas mayores más frágiles, «el ojito derecho» de Colaboral Hogar, la recomendación es muy sencilla. Ejercicios fáciles y  como éste que os proponemos a continuación:

 


El juego de las tres sillas


  • Material necesario: 3 sillas colocadas en fila india y un buen arsenal de calcetines doblados.
  • Posición de juego: De pie o sentado, depende de las posibilidades de los participantes.
  • Objetivo: Pasarlo bien compitiendo con hijos, nietos o cuidadores y, de paso, fomentar la movilidad.
  • Instrucciones del juego:
    • Lanza los calcetines a las sillas.
    • Cada calcetín que quede sobre la primera silla vale 1 punto, los que queden sobre la segunda 2 puntos y los que queden sobre la tercera, 3 puntos. Si consigues que todos los calcetines queden sobre las sillas eres, sin duda, campeón del mundo del juego y merecedor de lucir tu nombre en el libro Guinness de los records.
    • Después del recuento apunta el resultado y… a por la revancha.
    • Puedes ir incrementando la dificultad probando desde distancias mayores cada vez.
    • Por último, si quieres darle un toque NBA al juego para conquistar a tus nietos, puedes colocar una papelera de escritorio o un barreño en una de las sillas.

Anímate y súbete al carro de la vida activa. ¡MUÉVETE!

 

 

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog

Abrir chat