fbpx

Las empleadas de hogar son declaradas actividad esencial

Ayer por la tarde, el Gobierno de España anunciaba que, desde el lunes 30 de marzo sólo las “actividades esenciales” podrían continuar con su actividad, (incluyendo en éstas a las empleadas de hogar), decretando la “hibernación” de la economía para evitar el colapso sanitario. Para aquellas actividades que deban parar su actividad se decreta un permiso retribuido recuperable para el periodo que dure el cese de la actividad, previsto del 30 de marzo hasta el 9 de abril. Durante este periodo, los trabajadores percibirán su retribución normal y deberán recuperar posteriormente las horas no trabajadas (siempre cumpliendo con los descansos diarios y semanales establecidos por ley).

Lo cierto es que llevamos un par de semanas en las que no dejamos de recibir noticias de nuevos Reales Decretos y constantes modificaciones a éstos, tratando de apagar los fuegos que la pandemia está causando cada día que pasa. Así es muy difícil estar al corriente de tanta nueva normativa y tener claro como nos afecta. Hoy, la pregunta que nos surge a todos ante el aviso sobre el paro obligado de las actividades no esenciales es… ¿Mañana tengo que ir a trabajar? ¿Mi actividad está dentro de las actividades esenciales? ¿O puedo acogerme a ese permiso retribuido recuperable?

Hay actividades que no dejan lugar a dudas. Personal sanitario y todas las fábricas dedicadas a suministrar el material que éstos necesitan, toda la cadena logística de la industria alimentaria, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, etc, mañana tienen que ir a trabajar, pero hay otras actividades que no están tan claras… ¿Qué pasa con el sector del empleo doméstico? ¿Deben ir mañana a sus puestos de trabajo las empleadas de hogar?

¿Cómo afecta el Real decreto a las empleadas de hogar?

El Gobierno ha publicado a última hora de hoy el contenido del Real Decreto Ley 10/2020 de 29 de marzo anunciado por el presidente del Ejecutivo y del texto se interpreta, aunque no consta literalmente, que las empleadas de hogar DEBERÍAN acudir a sus puestos de trabajo. Así, el sector del empleo doméstico ha sido incluido por el Gobierno como una de las actividades esenciales que no deben parar en su actividad.

“9. Las de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, así como a las personas que (i) atiendan mayores, menores, personas dependientes o personas con discapacidad…”

“18. Las que presten servicios de limpieza…”

A pesar de que el texto del RD da lugar a una interpretación muy amplia, y abre la puerta a que todas las empleadas de hogar sean consideradas “actividad esencial”, en COLABORAL HOGAR consideramos que el sentido común y la prudencia deben imperar en estas circunstancias. En aras de la coherencia con la situación general y las medidas tomadas por el Gobierno, consideramos que está en manos de los empleadores y empleadas valorar su situación particular.

Recomendaciones desde Colaboral Hogar

Nuestra recomendación es que se debe trabajar en los siguientes casos:

  • las empleadas de hogar que asistan y cuiden a personas mayores, dependientes o con necesidades especiales.
  • Las que asistan a familias en las que los empleadores trabajan en actividades consideradas esenciales y necesiten cobertura para poder acudir a sus puestos de trabajo con la garantía de que su familia y su hogar están atendidos.
  • Aquellas que, aun estando los empleadores en sus domicilios, éstos deben teletrabajar y necesitan ayuda para poder cuidar y atender a sus familias y sus casas.

La ley decreta que todas las empleadas de hogar deben acudir a sus puestos de trabajo por ser consideradas “actividad esencial”. El espíritu del Reglamento se basa en que sólo las actividades realmente imprescindibles deben acudir a sus puestos de trabajo durante estas dos semanas. Queda en nuestras manos, empleadores y empleadas y de nuestro buen juicio, determinar qué tipo de asistencia y cuidados son realmente imprescindibles estos días.

Subsidio extraordinario

Seguimos pendiente, por otro lado, del próximo Consejo de Ministros en el que, previsiblemente, se aprobará un subsidio extraordinario equiparable a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). En cuanto sea aprobada la ayuda, estas trabajadoras podrán cobrar un 70 por ciento de la base reguladora durante un mes, siempre que acrediten que su empleador las ha despedido o ha dejado de contar con sus servicios por el estado de alarma.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog

Abrir chat