fbpx

Consejos para evitar el sedentarismo de nuestros mayores en el Día Mundial de la Actividad Física

La actividad física es fundamental para las personas de cualquier edad, pero especialmente para nuestros mayores. Os hemos hablado de la importancia de mantenerse activo para aumentar la calidad de vida en edades avanzadas en otros artículos de nuestro blog. Os recomendamos leer este post (si aún no lo habéis hecho) en el que os aportamos recursos útiles para que las personas mayores practiquen ejercicio de manera segura en función de su edad y estado físico.

¿Soy sedentario?

La actividad sedentaria comprende cualquier actividad que realizamos cuando estamos despiertos, estando sentados o acostados, y que suponen un bajo gasto energético. Ejemplos típicos de estas actividades son leer, ver la tele, escribir o hacer pasatiempos, jugar a juegos de mesa…

Se considera que una persona es sedentaria cuando acumula más de 8 horas al día de este tipo de acciones arriba descritas.

Está claro que son actividades agradables y que permiten ocupar el tiempo libre, muy abundante en el caso de personas que ya no están en activo, como los jubilados, pero no hay que olvidar que es fundamental alternarlas con movilidad a lo largo del día.

¿Por qué debemos evitar el sedentarismo?

La ciencia ha establecido una correlación entre la actitud sedentaria y un aumento de la mortalidad prematura, el desarrollo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes. De hecho, realizar deporte, aunque es un factor fundamental para la salud, no evita las consecuencias del sedentarismo.

Además, la pandemia ha agravado esta situación ya que los confinamientos y las restricciones han aumentado el tiempo que pasamos sentados realizando actividades pasivas (más horas en el sofá, frente al televisor, o leyendo).

¿Cómo combatir el sedentarismo?

Durante la vejez no todas las personas tienen la misma capacidad para moverse y realizar alguna práctica deportiva. Por eso, es necesario establecer rutinas de ejercicios y hábitos deportivos diferenciados.

Independientemente del nivel de movilidad de nuestros mayores, estos consejos que os damos son de utilidad para la mayoría de personas:

  • Divide tus rutinas de manera que te “obliguen” a moverte. Por ejemplo, si estamos tratando de poner orden en casa, podemos alternar las actividades realizadas en la cocina, con la limpieza del baño o del salón, lo cual nos obligará a movernos a lo largo de nuestra casa.
  • Utiliza la tecnología para moverte. Puedes usar las alarmas del móvil para romper la continuidad de las actividades sedentarias. Por ejemplo, podemos poner un temporizador para el rato de lectura o el tiempo que estamos viendo la tele. Podemos ir haciendo descansos y aprovechar para estirar las piernas.
  • No hay excusas. Si no puedes caminar siempre es posible hacer ejercicios de movilidad sentados. Podemos incluso ayudarnos de las mini bicicletas estáticas pensadas para los mayores que tienen dificultades para ponerse en pie o andar.
  • Elige actividades de ocio que impliquen movimiento. Puedes añadir el baile o los paseos con amigos a las actividades semanales. Son actividades divertidas, que permiten socializar y evitan la depresión y los sentimientos de soledad o aislamiento.

Como ves, no es difícil organizar nuestra agenda diaria para añadir minutos de acción y romper con los comportamientos sedentarios. ¡Celebremos el Día Mundial de la Actividad Física moviéndonos!

Si necesitas la ayuda de un cuidador para tus mayores, podemos ayudarte a encontrar al candidato ideal que se adapte a las particulares de tus padres o de ese familiar que necesita ayuda para poder estar adecuadamente atendido en su hogar. Contáctanos sin compromiso.

 

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog

llámanos 966377711