fbpx

Cómo hacer la nómina de tu empleada de hogar

Aunque parezca algo sencillo, hacer la nómina de una empleada de hogar a veces puede convertirse en un dolor de cabeza. La normativa nos deleita con un lenguaje del tipo:

“[…] la cotización a la seguridad social corresponde siempre al empleador….»

«No obstante en el caso de que preste sus servicios menos de… en todo caso, las solicitudes de alta… aunque si se ha acordado algo diferente entre las partes…»

¡Menudo caos!

Para poner un poco de luz en toda esta maraña legal y poder afrontar con cierta tranquilidad la confección de la nómina de nuestra empleada de hogar, vamos a tratar de explicar en este post los conceptos básicos de una nómina estándar. Tomaremos el supuesto de una trabajadora con una jornada de 40h semanales y un salario equivalente al salario mínimo interprofesional (SMI).

Puedes descargar un modelo de nómina que propone el Ministerio de Empleo y Seguridad Social aquí. A continuación pasamos a explicar cada apartado de este modelo.

Entendiendo los conceptos básica de una nómina

Lo primero que debemos tener en cuenta es que sólo debemos rellenar los huecos en color amarillo. No hay que rellenarlos todos, solamente los que correspondan a partidas que hayan tenido lugar en el mes trabajado. Por ejemplo, si en nuestro caso no tenemos salario en especie (como manutención, alojamiento, etc), dejaremos el hueco vacío.

Hemos añadido una letra identificativa en cada apartado para poder dar una breve explicación:

A. Datos del empleador y de la trabajadora.

En esta zona debemos poner los datos del empleador: nombre, NIF, domicilio y código de cuenta de cotización (CCC). El CCC es el número que proporciona la Tesorería General de la Seguridad Social para poder dar de alta un empleado. Este número lo podemos localizar en los documentos presentados en el momento del alta del trabajador.
Así mismo debemos rellenar los datos de la trabajadora: nombre, NIF, número de la seguridad social, categoría profesional (en este caso, empleada de hogar) y antigüedad en el puesto de trabajo.

B. Mes de trabajo y número de días trabajados. Poco que aclarar en este punto. En estas casillas pondremos el mes al que corresponde la nómina y, salvo que haya particularidades en el contrato, el número de días del mes.

C. Salario bruto mensual. En esta casilla debemos incluir el salario bruto de la trabajadora equivalente a 14 pagas. En este punto es habitual que haya confusión, pero viendo el salario de la trabajadora en cómputo anual se aclara mucho la cosa. Veámoslo para el caso que estamos tomando como ejemplo (SMI y 40h/semanales):

En la actualidad, el salario mínimo interprofesional está fijado en 950€/mes + dos pagas extraordinarias del mismo importe. Esto hace un total de 13.300€/año.

Viéndolo de esta manera tenemos dos opciones de valorar el SMI, pero que en realidad es lo mismo:
· 950€/mes + 2 pagas extra del mismo importe (14 pagas en total)
· 1.108,33 €/mes prorrateando las pagas extra (12 pagas en total)

D. Prorrateo de pagas extra. En estos huecos se incluye el importe correspondiente al prorrateo de las pagas extra de junio y diciembre. Para su cálculo sólo tenemos que dividir 950/12. De esta forma, cada mes estamos pagando un poquito de la paga extra de junio y otro poquito de la paga extra de diciembre. Resultando un salario bruto de 1.108,33€, como vimos en el apartado anterior.

E. Salario bruto mensual total. Si hemos introducido bien los datos salariales, esta casilla se calcula sola. Incluye el salario bruto mensual, la prorrata de las pagas extra y todos los extra que hayan tenido lugar ese mes (gratificaciones extraordinarias, pagas extra, kilometraje, etc).

F. Cuota de la seguridad social que paga el empleado. Este importe también se calcula solo, una vez hayamos introducido el importe correspondiente a la casilla H (que se explica más adelante). Este importe debe pagarlo la empleada de hogar pero la seguridad social va a cargarlo en la cuenta del empleador. Por eso se resta del salario bruto de la empleada para calcular el dinero que debe percibir ésta en el mes. Se puede considerar como un adelanto que hace el empleador y que se paga en nombre de la empleadora.

G. Líquido a percibir. El líquido total a percibir es la remuneración neta mensual que debe ser ingresado en la cuenta corriente del trabajador. En otras palabras, es el dinero que la empleada de hogar recibe por el trabajo del mes.

H. Base de cotización de la empleada. La remuneración mensual (incluida la prorrata de pagas extra) es la que determina la base de cotización a la Seguridad Social. Se obtiene en función a unas tablas que anualmente publica el Ministerio de la SS. En nuestro caso, introducimos en la casilla los 1.108,33€ que cobra la empleada de hogar del ejemplo y la hoja de cálculo determina automáticamente la base que se debe utilizar para los cálculos de las cuotas de la seguridad social.

I. Cuota de la seguridad social que paga el empleador. Este importe se cargará, por lo general, en la cuenta del empleador al mes siguiente. Si estamos haciendo la nómina de septiembre, esta cantidad la pagará el empleador a finales de octubre.

Te dejamos aquí abajo un esquema de la nómina con las diferentes áreas identificadas y explicadas:

explicación campos modelo nómina empleada hogar

Otras consideraciones a la hora de elaborar la nómina

Hay dos consideraciones importantes a tener en cuenta:

  • Durante el 2020 (veremos en el 2021 qué pasa) es aplicable una reducción del 20% en la aportación empresarial a la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes, de forma que, en la casilla que aparece 258,89€, obtendremos una rebaja de un 20% quedando en 207.11€. En el caso de las familias numerosas esta rebaja puede llegar al 45%.
  • El coste que supone contratar una empleada de hogar no coincide con el salario. Para el caso del ejemplo el coste sería el SMI + coste de seguridad social. Coste total = 1.331,90 (contando que no somos familia numerosa).

Calcular la nómina de nuestra empleada de hogar parece complejo con tanta terminología, pero anímate a probar y verás cómo consigues hacerla perfectamente. De todas formas, si tienes cualquier duda o se dan circunstancia especiales como vacaciones, bajas laborales, meses incompletos, etc. ponte en contacto con Colaboral Hogar y te ayudaremos encantados.

 

 

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog

Abrir chat