fbpx

7 razones de peso para dar de alta a tu empleada de hogar

Desde Colaboral Hogar queremos pensar que vivimos en una sociedad con personas comprometidas y queremos apelar a este espíritu y presentar razones para que el hecho de regularizar o contratar legalmente a las empleadas de hogar o cuidadores sea motivado por el respeto y la responsabilidad hacia la persona trabajadora y no por temor al castigo. Todos sabemos que las leyes están para cumplirlas y que, como buenos ciudadanos, debemos atenernos a unas normas para que impere el orden, el respeto y la justicia social.

La lista de razones para contar con una empleada de hogar dada de alta y con contrato es muy larga:

  1. El empleo doméstico es un trabajo duro e imprescindible, que hace posible el bienestar de muchas familias, el desarrollo profesional de hombres y mujeres, y el sostenimiento del modelo económico y productivo que conocemos.
  2. Se nos llena la boca con la palabra IGUALDAD, pero no podremos hablar de igualdad de oportunidades real de las mujeres en el mercado laboral mientras el sector de las empleadas domésticas, mayoritariamente copado por las mujeres, viva en la precariedad y la desprotección.
  3. Si no regularizamos la situación de las empleadas de hogar, podríamos estar colaborando con la inmigración ilegal e incluso con el tráfico de personas. Como ya comentamos en un post anterior hay organizaciones criminales que se apoyan en la opacidad del sector del empleo doméstico para ocultar sus actividades criminales.
  4. Está demostrado que el pago de impuestos beneficia a todos. Con el ingreso por cotización a la seguridad social de la empleada de hogar se generan fondos para pagar las pensiones, se paga la atención sanitaria a la que tenemos acceso gratuito, entre otros fundamentos del sistema de bienestar.
  5. Existen bonificaciones a la cotización de la seguridad social por parte del empleador (en la parte de contingencias comunes) de un 20%. Puede llegar incluso al 45% si se trata de una familia numerosa.
  6. Si no damos de alta a la empleada de hogar no tendrá derecho a una pensión por jubilación. ¿Somos conscientes de lo que supone eso para una persona que ha podido cuidar de nuestra casa y nuestra familia durante años?
  7. Independientemente de la sanción o responsabilidad legal o económica del empleador ante un accidente de una empleada de hogar en situación ilegal, ¿En qué situación ética nos deja el hecho que voluntariamente hayamos desprotegido a nuestra trabajadora? ¿Cómo va a ser atendida si no está cubierta por el amparo de la Seguridad Social? Por supuesto, en caso de accidente laboral de la empleada, seríamos responsables de su atención hospitalaria y de todos los gastos que de ello se deriven. Podemos estar hablando de “muchos ceros” en casos graves.

En definitiva, debemos hacer un par de reflexiones:

¿Es proporcional es daño y desamparo que sufre una trabajadora que no está dada de alta, en comparación con lo que le supone al empleador la diferencia entre hacer las cosas bien o mal? ¿Qué garantías puede ofrecer una empleada doméstica mal remunerada, sin coberturas y sin ningún reconocimiento a su trabajo?

Colaboral Hogar tiene en su genoma la profesionalización de un sector históricamente marginado en lo social y en lo legislativo. Poco a poco se van dando pasos y estamos cerca de conseguirlo. Te animamos a poner tu granito de arena. Por ti, por todos, cuida a los que nos cuidan.

Si necesitas contratar a una empleada doméstica o cuidador en Alicante, cuenta con la experiencia, cercanía y eficacia de Colaboral Hogar. Llámanos sin compromiso al 966141359 o escríbenos a info@colaboralhogar.com.

 

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog

llámanos 966377711